Tarta de Moka y Almendra


Después de mucho tiempo oyendo a la familia, amigos y conocidos que debería abrir un blog de cocina para reunir una selección de todas las recetas que me gustan, de las muchas que hago, hoy por fin, arranco! 

Os pongo en antecedentes, soy manchega, pero de raíces andaluzas y valencianas, adoro cocinar, y tengo mucho respeto por la cocina tradicional y por los productos españoles, que me parecen de una calidad insuperable. También me gusta experimentar con recetas internacionales y, especialmente, me atrae la repostería, cocino con y sin Thermomix, amasadora, olla express, cocotte, y todos los “artilugios “ que me puedo permitir, pero no me resultan indispensables, lo principal son las ganas y los ingredientes! 

Con la repostería me relajo y me gusta crear pasteles no solo ricos, si no bonitos, que entren por los ojos, que cautiven al comensal, que le creen adicción de la “ buena “. Por ello elijo para mi debut , una receta clásica de mi familia, “ mi tesoro “, así rindo homenaje a mis ancestros, y os invito a que la probéis, porque no decepcionó, de momento, a nadie. Y sin mas preámbulos nos ponemos el delantal y una música bonita y empezamos a disfrutar en la cocina. Bienvenidos a este rinconcito y espero que disfrutéis cocinando y comiendo conmigo.


La receta esta adaptada a thermomix :

INGREDIENTES:

500grs de bizcochos de soletilla (o 1 bizcocho genovés)

Para calar el bizcocho:
  • 500g de leche 
  • Café expresso (o 3 cucharaditas de café soluble)
  • 25g azúcar 

Para la crema de Moka:
  • 180g de azúcar 
  • 100g de agua 
  • 3 yemas 
  • 20ml de café expreso 
  • 10gr de café soluble (puede ser descafeinado) 
  • 250g de mantequilla a t.a. (temperatura ambiente) 
  • 200g de almendras crudas y peladas 

PREPARACIÓN: 

Si optamos por el bizcocho genovés: Ver receta 

Precalentar el horno a 160° y tostar las almendras enteras hasta que estén doradas, durante unos minutos. Dejamos enfriar y reservamos.

Para la crema de Moka:

Preparamos un café (20ml) y diluimos los 10g de café soluble en él, dejamos enfriar.

Ponemos en el vaso el agua y el azúcar y programamos 6’, 100°, V2, con la Thermomix en marcha en V4, vamos agregando las tres yemas y al terminar, programamos 7’, 90°, V4. Obtendremos unas natillas que vertemos en una jarra y le uniremos el café concentrado que ya estará frío, mezclar bien ambas cosas y dejar enfriar bien las natillas de café.

Con el vaso frío, ponemos la mariposa e introducimos la mantequilla y batimos 15”, V3,5 hasta que quede cremosa.

Ponemos  en V4 sin tiempo, y vamos agregando en un hilo fino por el bocal , las natillas de café, hasta añadirlo todo y dejamos en esta velocidad hasta que veamos que la moka es una crema homogénea, ligada, y bien uniforme. Reservamos en un bol.

MONTAJE: 

Si optamos por bizcocho genovés: Preparar 3 capas iguales y calar con el café con leche tibio por ambas caras, ojo! lo suficiente para que quede húmedo pero no en exceso, dejar reposar así unos minutos.
En caso de usar soletillas: id humedeciéndolas rápido, por ambas caras, y dejar reposar unos minutos en una bandeja.

La crema de moka ha de emplearse a temperatura ambiente, por tanto empezamos poniendo la 1ª capa de bizcocho, cubrimos por encima con la moka bien extendida, y repetimos con la 2ª capa de bizcocho, y la 3ª. Cubrimos la tarta entera por el exterior con una espátula intentando dejar alisadas las paredes. Dejamos enfriar así, y un rato antes de servirla la decoramos con la almendra, para evitar que se humedezca.

Para decorarla , disponemos las almendras enteras, en fila en el contorno inferior y superior , como en la imagen, y el resto las picamos no muy finas, en una bolsa zip, y con el rodillo de amasar golpeamos sobre la encimera. Con ella cubrimos la tapa con cuidado que no caiga fuera. Dejamos que se atempere antes de servir y a disfrutarla!


*Sugerencias: 
Si la preparamos con bizcochos de soletilla, hay que ir cubriendo el molde, previamente enfilmado, con capas de soletillas en horizontal y emplearemos la mitad de la crema hasta terminarlas, en este caso las capas de crema son ligeras, después dejamos en el frigorífico el molde unas horas para que compacte, desmoldamos, quitamos el film y cubrimos con el resto de la moka.

Me gusta dejar la tarta cubierta de moka la víspera enfriando , y poner la almendra el día que la voy a consumir, para que no coja humedad del frigorífico y esté bien crujiente. La decoración con la almendra se hace en 15 minutos y el resultado es infinitamente mejor si es reciente .

Personalmente prefiero hacerla con bizcocho de soletillas por qué quedan las capas muy finas y resulta más jugosa, además de rápida de preparar, especialmente en verano por no tener que encender el horno, que es de agradecer.

También Puedes preparar media receta en un molde de plum cake mediano.
Adbox