“Aguardentaos Manchegos”



Hoy os traigo un clásico manchego que no podía faltar en mi blog, por que es una receta  que además de traerme muy buenos recuerdos de infancia, son un bocado delicioso, y la repostería popular me vuelve loca.
 Ayer mientras los horneaba venía a mi mente la panadería de mi pueblo, ¡ Como los hacia de  ricos Vicenta! Ese aroma inundaba El Barrio y te atraía hacia ese maravilloso horno lleno de pan del bueno, de magdalenas, Mantecados y tortas de manteca, eso era como estar en la gloria ¡ ;D 

Así que hace unos años me puse a buscar la receta de los “ Aguardentaos “ que es como se les llama en el pueblo, y logré un buen resultado, además no son complicados de hacer, ni precisan reposos largos ni levados, es una masa muy manejable y se cortan en un momento .
lo más difícil diría yo que es conseguir el aguardiente o cazalla que es el ingrediente principal, yo lo compro en “ Casa Claudio “en San Clemente que es lo auténtico! 

 Nos ponemos el delantal y a por ellos......




INGREDIENTES :

550g de harina de trigo 
La ralladura de un limón 
240g de aceite de oliva suave 0,4°
120g de azúcar blanquilla 
120g de aguardiente o cazalla 
100g más de azúcar para rebozarlos 




PREPARACIÓN:

En un bol mezclar el azúcar y el aguardiente con la ralladura de limón, mezclar bien y reserva. 

Pesad la harina y 

En una cacerola grande pondremos el aceite a calentar, cuando esté bien caliente, apagamos el fuego y volcamos la harina dentro removiendo con cuchara de madera para que se fría bien, a continuación añadiremos poco a poco la mezcla del bol, hasta integrarlo todo con la harina y el aceite.
Dejamos la masa enfriar, la dividimos  en dos y ya podremos estirarla en la mesa en una lámina con un grosor de 1cm, yo utilizo un rodillo de repostería con limitador, pero también lo puedes estirar con uno convencional,  una vez estirada,  ir cortando con un cortapastas redondo  de 6cm  aproximadamente, cuando estén cortados, con una boquilla de 1’5cm iremos cortando el centro para que queden con forma de  rosquillas, repite este paso  hasta acabar la masa.

 Con  cuidado los iremos trasladando a la bandeja de horno que habremos cubierto con papel de hornear, disponlos al tresbolillo y dejarlos enfriar un rato al fresco, mientras  calentar el horno a 180° e introducirlos en la parte central  del horno durante 18-20’ dependiendo de cada horno, pero apenas deben dorarse y no crecen mucho. 

Nada más sacarlos debemos tener preparado un bol con más azúcar e ir rebozándolos en caliente en ella para que se adhiera bien, y ya los dejamos enfriar en una bandeja, después fríos, guárdalos en una lata hermética, estos Dulces duran mucho hechos, ya que no tienen huevo, ni leche y el aguardiente los conserva de maravilla







*Sugerencias 

Los “ Aguardentaos “ en La Mancha se comen todo el año, pero en Navidad no faltan en ninguna casa, al igual que los mantecados yo te animo a que los  pruebes y ya verás como te apetecerá hacerlos más a menudo….. son buenísimos y ya ves que no tienen dificultad .

Yo esta vez los corté con un cortapastas de 4cm para que en la bandeja de Dulces Navideños no se vean tan grandotes, y me parece un tamaño ideal, es lo bueno de hacer la repostería en casa, que la adaptas a tus gustos. 

Si dispones de amasadora invierte el orden y vuelva el aceite caliente sobre la harina en el bol, mezcla con la pala y  poco a poco agrega todo el líquido y azúcar hasta integrarlo, a continuación sigue con la receta de forma manual, Vamos! Quiero que esta Navidad vuestras casas huelan a Aguardentaos Manchegos, os encantaran….

















Comentarios

  1. Recetón, en casa ya los piden a gritos jjjjjj. Vaya fotos más chulas.

    ResponderEliminar
  2. qué buenos, aun me quedan unos poquitos! Nos tienes que dar también las recetas de los mostachones y las picunelas! A ver si para las próximas navidades...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si , ya tendrá que ser la próxima Navidad pero los guardaré aquí seguro ! 😋

      Eliminar

Publicar un comentario