Costillas al horno con miel y mostaza

En casa nos gustan mucho las costillas, al principio las hacía al horno sin más y quedaban ricas, pero no tan tiernas, hace tiempo que probé a asarlas de otro modo y quedan deliciosas, doradas y crujientes por fuera y tiernas y jugosas por dentro, así la carne se separa del hueso sin esfuerzo y son tan sencillas que te permite esta receta  hacer otras cosas mientras se cocinan, con esta técnica ya no hace falta salir al restaurante a comer unas deliciosas costillas al horno. 


INGREDIENTES:
  • 2 tiras de costilla de cerdo partidas en 2 trozos ( unos 1600g en total  ) 
  • 60g  de miel ( 4 cucharadas) 
  • 2 cucharadas de mostaza de Dijón 
  • Sal y pimienta 
  • 4 cucharadas de aceite de oliva 
  • 600g de patatas 
  • Un chorreon de coñac 
Además necesitaremos :
  • 2 bolsas de asar


PREPARACIÓN :

Es recomendable si tienes tiempo , marinar las costillas la noche anterior o unas horas antes, si no puedes, también salen exquisitas pero cogen menos el sabor.

 Con un cuchillo limpia  un poco las cuatro tiras de costillas ( una por persona sobre 400g ración )  quita las puntas y algún trozo de grasa que sobresalga para que luego quede el asado con buen aspecto y corte , sazona con sal y pimienta de forma generosa, ahora mezcla la miel, el aceite y la mostaza en un bol y ve pincelando las cuatro piezas por todas sus caras, ponlas en un  recipiente , tapa con film pegado y deja marinar.

Al día siguiente calienta el horno a 160° y  prepara las bolsas de asar, introduce 2 tiras de costillas en cada bolsa con un poco  de la marinada y reserva el resto , cierralas con la tira que llevan las bolsas e introduce ambas en la bandeja en el horno, y  programa 2,5 h. 

Si te gusta acompañarlas con patatas , lávalas y sin pelarlas , córtalas en rodajas de 2-3cm sazona con sal y pimienta y pincela  con la marinada sobrante y el coñac, reserva.

Al cabo de una hora, abre el horno y con cuidado con unas pinzas da la vuelta a las bolsas de las costillas , deja asar otra hora .

Al cabo de las 2h sacamos la bandeja del horno , colocamos las patatas sobre la bandeja extendidas y abrimos las bolsas de las costillas y disponemos encima las 4 tiras y los jugos que haya, metemos en el horno de nuevo ahora horneamos a 180° unos  30-40’  para que se cocinen las patatas y se doren las costillas, debes dales el punto de dorado  que te guste, dependiendo de tu horno, pueden ser más o menos minutos 

Si ves que se secan  mucho las patatas y aún no están listas, añade medio vasito de agua a la bandeja sin que se moje la carne,  esto le dará humedad y terminarán de cocinarse .

Saca del horno, pincela con un poco más de miel cada tira, y sírvelas con las patatas.



*Sugerencias 

Esté asado puedes hacerlo variando la marinada a tu gusto, por ejemplo con hierbas aromáticas, ajo, y pimentón, salsa barbacoa, o con tu adobo o salsa favorita.

La mostaza no se nota mucho en el sabor final , sino que da junto con la miel potencia  y no queda el asado  tan dulzón, pero también puedes hacerlas solo a la miel.

Es más recomendable asar la tira en una  pieza que cortar las costillas de una en una, así se mantienen más jugosas. 

Esta receta es ideal para los domingos, puesto q la metes al horno y te olvidas, y el resultado ya veis que es espectacular! 

Si no puedes darles la vuelta al cabo de 1 hora, puedes prescindir de ello y solo abrir para añadir las patatas y abrir las bolsas para dorar .

Se pueden cambiar las patatas por boniatos, o membrillo en trozos , y quedan estupendas también .

Si no tienes tiempo de ponerlas a marinar la víspera, hazlo en el momento de prepararlas.

La carne queda mejor si se cocina más tiempo a menos temperatura, juega con Los tiempos, y prueba a cambiarlo ,  puedes ponerlas 1’5h  por cada cara a 140°, es el truco para que estén tiernas y rosadas por dentro. 




Adbox