Red Velvet layer cake

Hoy por fin sale a la luz esta layer cake red velvet o tarta de terciopelo rojo, un pastel de origen americano que se hacía con una base de remolacha que le aporta este bonito color rojo y una textura aterciopelada, en la actualidad la siguen llamando así, pero en realidad muy pocas recetas contienen ya este ingrediente original, yo probé muchas  opciones y al final me quedo con esta que  para mi tiene varias ventajas que os cuento, yo le añado poca remolacha pero la suficiente para obtener textura, humedad  y color base natural y asi le añado  muy poco colorante, además rebajé la cantidad de cacao por que oscurece mucho la masa y mata el color rojo, si te apasiona el sabor a chocolate ayúdale con una cucharadita de aroma de chocolate concentrado que apenas aporta color y da mucho sabor, con esos pequeños ajustes creo que queda perfecta.
Como otros pasteles americanos se elaboran mezclando y tamizando los ingredientes secos por un lado y los húmedos por otro, para luego unirlos en velocidad baja hasta integrar, no tienen más misterio, el frosting de queso le va a aportar bastante humedad gracias al suero que va calando el bizcocho, resultando un pastel muy jugoso sin necesidad de calados con almibar alguno, 
La decoración es parte de la diversión de hacer este pastel , como yo no suelo hacerla nunca igual, os dejo imágenes de varias presentaciones para inspiraros, aunque la 1ª es bien  sencilla y resultona .
Y sin más vamos a buscar los ingredientes y nos ponemos a ello.

INGREDIENTES: 
Para la masa :
Ingredientes secos :
  • 340g  de harina 
  • 20g de cacao en polvo
  • 1 cucharadita de bicarbonato 
  • Una pizca de sal 
  • 250g  de azúcar 
  • 2 huevos
Ingredientes húmedos :
  • 100g de remolacha cocida ( opcional )
  • 240g  de aceite de oliva suave o girasol 
  • 240g  de buttermilk ( o 220 de leche entera con 20g de zumo de limón reposado 15 minutos) 
  • 1 cucharadita  de vinagre blanco 
  • 1 cucharadita de pasta de vainilla o una vaina raspada 
  • Una pizca de colorante rojo en polvo o pasta ( sugarflair extra red) 
Para el Frosting :
  • 300g  de queso mascarpone 
  • 150g  de azúcar glass 
  • 200g  de nata montada 
  • 1 cucharadita de pasta de vainilla (opcional )
PREPARACION : 

Estos bizcocho se hace muy rápido con thermomix o con una batidora, amasadora o a mano con una varilla.
Comenzaremos mezclando la leche con el zumo de limón, reservamos para que repose 10-15 minutos y obtener buttermilk si no quieres comprarlo, verás que parecerá leche cortada, es así lo que queremos ;D 

A continuación mezclaremos en un bol o en el vaso de thermomix para tamizarlos, todos los ingredientes secos 20 segundos Velocidad 4 y volcamos a un recipiente y reservamos, seguido  mezclaremos los ingredientes húmedos  20 segundos  Velocidad 4 (habiendo triturado  bien primero la remolacha cocida, si la has incluido esta,  le aporta suavidad y humedad al bizcocho y parte de su color final )
Lo siguiente será,  poner en Velocidad 3 la thermomix e ir añadiendo a cucharadas por el bocal Los ingredientes secos hasta obtener una mezcla homogénea aproximadamente 1 minuto, revisa que el color es bastante intenso ya que en el horno bajará el tono bastante, o bien si lo haces a mano con una espátula vamos a ir mezclando los ingredientes secos y los líquidos en el bol envolviendo delicadamente hasta integrar todo y obtener una mezcla homogénea.

Por último reparte la masa en 3 moldes engrasados  de 18cm o uno alto para obtener tres idénticos y montar la layer cake, si prefieres de dos  pisos,  pues reparte en dos moldes o corta  por la mitad un único bizcocho alto, tienes que tener en cuenta que cuanto más alto  sea, más tiempo de horneado va a necesitar,  mientras ponemos a calentar  el horno a 180° .
Una vez caliente el horno  introducimos los moldes ya llenos y hornearemos  25 - 40 - 50 minutos en función de la altura que tenga y que sea en un molde, dos o tres.  o hasta que pinchando con un palito veamos que sale limpio, saca y deja enfriar en una rejilla.
Mientras tanto vamos a preparar el frosting, para ello, ponemos la mariposa en las cuchillas, vertemos la nata bien fría con la vainilla y batimos sin dejar de mirar a velocidad 3’5 hasta que esté montada, mezcla a mano en un bol el queso con el azúcar y por último añade la nata montada envolviendo con una espátula, y ya tendremos listo el frosting, puedes dejarlo ya en una manga pastelera con boquilla grande rizada.
MONTAJE:
Conviene reposar unas horas o la víspera en la nevera envueltos en film los bizcochos ya que se desmenuzan con facilidad y así conseguimos que se compacten un poco y se asienten, si has hecho un solo bizcocho debes cortarlo en tres laminas con una lira o un cuchillo bien afilado para que salgan del mismo grosor aproximadamente.
El frosting no lo metas en la manga hasta que vayas a montarla.
Pon un pegote en la fuente donde vayas a servirla, y coloca encima el primer bizcocho bien centrado,con esto conseguimos fijarlo y que no baile,  ahora con la manga en perpendicular al bizcocho vamos a ir escudillando pingorotes haciendo presión y cortando desde el centro hacia el exterior, así practicamos para que las últimas nos salgan más iguales y perfectas, acaba con un círculo completo en todo el perímetro del bizcocho y cubre sin arrastrar con el 2º bizcocho y repite el relleno haciendo pingorotes grandes desde el centro hacia el borde, cubre de nuevo con el 3º bizcocho y repite, esta vez intenta hacer todos los pingorotes iguales y en círculos ya que se verá toda la capa, y una vez terminado, decora si quieres con sprinkles, o con unas migas del bizcocho bien  desmenuzadas, con grosellas, frambuesas o las frutas rojas que más te gusten y si quieres algunos pétalos de de flores comestibles le van de lujo. 
Aunque como ves en la foto, sin nada más queda preciosa , yo usé unos suspiros de merengue rosa que tenia listos en botes y que preparo cuando me sobran claras por que aguantan mucho así en tarros herméticos .

*Sugerencias 
Este pastel se puede presentar de muchas formas, a mi según para que evento sea, me apetece una u otra, cubierta entera de frosting y decorada con fondant de color queda muy bonita, y con buttercream y flores me parece espectacular, pero esto lo dejo a vuestra elección, y para ello os pongo foto de distintos formatos y presentaciones para que cada cual elija la que crea que le apetece más o se sienta capaz de hacer .
La remolacha como indico arriba le aporta humedad y suavidad a la textura, sabor muy poco, y para el color también es importante ya que es natural y por tanto con muy poquito colorante que añadas quedará de un bonito color, yo a esta receta le pongo menos cacao ya que aunque aporta sabor, afecta  directamente al color y le resta brillo, por tanto si quitáis la remolacha tendréis que aumentar el colorante rojo, y una vez mezclado vais a ver si el color es el deseado y podéis ajustarlo, mejor comienza poniendo poco; y así tendrás opción de aumentar.
Otra opción actual es un producto preparado líquido que venden de la marca” Lorann “que lleva colorante y aroma a vainilla y chocolate y es específico para red velvet, es cómodo y te puede dar juego también .
La tarta del paso a paso que os muestro está montada desde una plancha de red velvet y una de bizcocho genovés que se superponen con frosting en medio y con el resto se recubre, se forma en espiral cortando las planchas en tres tiras envolviendo una sobre la siguiente y dejándola reposar con un aro en la nevera de un día para otro. 



Paso a paso tarta espiral red velvet frutas y flores :




No hay comentarios:

Publicar un comentario