Las Magdalenas De Concha Papí

Mirad qué tentación os traigo... estas son mis magdalenas preferidas,con ellas #semenamoraelalma por que  son unas magdalenas con historia. Esta receta pasó por varias generaciones de una familia de Alicante, fue Carmen quien la pasó a su hija y esta a la suya, llamada Teresa, ella  tenía  una heladería junto con su marido en Alicante, al parecer se servían estas magdalenas con la horchata en verano, (yo imagino esta escena como si estuviera allí, yo haría cola... ) y tan exquisitas eran, que servían de reclamo ya los clientes querían comprarlas para consumir también en casa, pero al ser artesanas eso no era posible, el caso es que Teresa resultó ser, para mi suerte, la tía de mi amiga Concha, y por casualidades de la vida... cayó en mis manos la receta y desde entonces fue amor a primera vista!

Como imaginaréis esta es la que hago cuando quiero una auténtica magdalenas, porque aunque esté feo comparar... nada que ver con el resto. Y yo magdalenas he comido y preparado unas cuantas.

Tienen una diferencia importante y es la esponjosidad que le da a la masa su forma de batirla, y además tiene un toque de canela que a mí me chifla! Cuando las horneo vuelvo a mi infancia, por aquel entonces, se llevaban las magdalenas en unas latas grandes desde casa al horno para hornearlas  y de paso ya charlabas con el panadero y te contaba su vida y a veces sus recetas ;D. Que recuerdos! 


INGREDIENTES :
  • 6 huevos
  • ¼ litro aceite girasol
  • ¼ litro leche
  • ½ kg. azúcar (con 400 gr también salen bien)
  • ½ kg. harina 
  • Ralladura de 1 limón (2 si son pequeños)
  • 3 gaseosas de cada color ( son las de caja de siempre, de El tigre, Litines, El vesubio  etc)
  • Canela para espolvorear


PREPARACION:

Precalentar el horno a 200º Ponedlo por arriba y por abajo.

Mezclar los ingredientes por este orden: huevos, azúcar, 3 gaseosas de color (las que no sean blancas), leche, aceite, ralladura y harina. Se bate todo con la batidora mejor en una jarra para luego ir rellenando cápsulas hasta que no queden grumos. 

En medio dedito de agua, echad las gaseosas de color blanco, que se disuelvan bien y las añadís a la masa. Volved a batir y veréis que cambia de aspecto y color: se hace más blanquecina y  muy esponjosa. 

Poned la masa en los moldes, llenad maximo  3/4 de su capacidad . Espolvoread un poquito de canela y azúcar por encima, con cuidado de no poner demasiada cantidad de azúcar para que puedan subir. Si preferís no poner la canela por encima, echádsela a la masa.

Hay que tener cuidado porque los moldes de papel suelen abrirse al echar la masa.
 Soluciones: meter los moldes de papel dentro de moldes rígidos metálicos en forma de bandeja  con los huecos ( como en la imagen )  o comprar moldes de cartón que sean muy rígidos .
También los puedes hacer con los de papel dentro de unos de silicona ya que éstos no dejan que los de papel se abran ni se oscurezcan por el calor.

Poned la bandeja del horno a mitad de altura y estad pendientes de ellas, pues suben en unos 8-10 min. 

Salen entre 2 ½ y 3 docenas si se utilizan cápsulas del nº 8 que es el tamaño estándar 



* Sugerencias 

Una variante es con chocolate que os recomiendo probar :

En un plato hondo, volcad 250g de pepitas de chocolate y pintadlas con aceite para, a continuación, espolvorearlas de harina y que se le quede pegada. Añadir a la masa y mezclar con cuidado con un tenedor antes de repartir la masa en las cápsulas.

Os recomiendo hacerlas con batidora de siempre por que el resultado en un robot no es igual, y se baten en 5 minutos. 

Sería práctico  hacer la receta entera por que podréis congelar ( si tenéis espacio en el congelador ) la mitad y vais sacando en cualquier momento. Por qué están como recién hechas, pero sino queréis tantas, haced la mitad de la receta.
Aunque si la haces entera y les llevas una cestita a tus vecinos , te harán la ola! 

La otra variante sería tomarlas con horchata en verano y con chocolate a la taza en invierno, o con una onza de chocolate como cuando éramos pequeños, ¿habrá una merienda más rica y más sana ?

  Ojalá y vuelvan estos tesoros a alimentar muchos niños y dejen de merendar esos productos industriales tan insanos, mil gracias Teresa y Concha por esta receta ! 

Paso a paso :



7 comentarios:

  1. Reyes, gracias por el cariño con el que las has publicado... Sé que te encantan,y a mí... ¡qué te voy a decir!... son las magdalenas de mi infancia en todos los sentidos, así es que cuando las horneo, mi casa huele a veranos de horchata y días felices. Gracias, bonica😘❤

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un placer Concha, que son apuesta segura 😉, ya la tenemos aquí recopilada para siempre y así mucha más gente podrán probarlas 👏😘😘😘

      Eliminar
  2. Fabulosas. Qué lujo de receta, gracias a Concha por descubrinos la receta y a ti por plasmarla aquí. Animo a todo el mundo a hacerlas y sin dudarlo que hagan la receta completa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Susana por animar a hacerlas por que son deliciosas de verdad 😘

      Eliminar
  3. Qué gran equipo Concha explicando su receta ancestral y tú llevándola a cabo con tu maestría.
    Resultado: unas magdalenas magníficas que saben y huelen a infancia.
    Gracias a las dos pie compartir.
    Surclaypilar

    ResponderEliminar
  4. Perdona pero las gaseosas a las que te refieres de que tipo son?Las que se añaden al vino?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, son gasificante en polvo que se usan como impulsor y también como bebida diluidas en agua, y se compone de dos sobres, uno blanco y otro de color, se venden en. Cajitas de marca El Tigre, El Vesubio o Litines, ok?

      Eliminar

Con la tecnología de Blogger.