Alcachofas confitadas en flor




Estamos en temporada de alcachofas y a mi me gustan muchísimo! Antes las pedía confitadas  siempre en los restaurantes, pero ahora que las sé preparar en casa las comemos muy a menudo, son sencillas de preparar y luego se pueden presentar de muchas formas, hoy os muestro cómo servirlas en flor solo con sal en escamas y un hilo de aceite de oliva.

Recomiendo ya que te pones,  comprar 2kg de alcachofas ya que al limpiarlas se quedan  muy reducidas y como el  tiempo de elaboración es largo, vale la pena hacer bastantes y después guardarlas unos días en aceite para consumirlas más adelante .

Os recomiendo poner  guantes por que las manos se ponen negras al manipularlas 

Veréis que las confito en aceite de girasol, en realidad al ser neutro de sabor no oculta  el sabor de la alcachofa y es luego cuando las presentemos cuando les pondremos un poco aceite de oliva ,pero si eres de las que solo consumes de oliva, elige uno suave 0’4° para que no se apodere el sabor del aceite , y aclarado esto vamos al lío ….


INGREDIENTES :

2kg de alcachofas 
Un limón y perejil fresco 
1,5 l de aceite de girasol u oliva suave 
Unas cucharadas de aceite de oliva Virgen Extra 
Sal en escamas 




PREPARACIÓN :

Preparamos lo 1º un bol con agua fría y el zumo de limón, y perejil picado 
Comenzamos a limpiar las alcachofas retirando todas las hojas exteriores unas 3 capas, dejando solo el corazón más tierno, cortamos ahora la punta de la alcachofa retirando  1/3 aproximadamente, y con la punta  del cuchillo sacamos el pelillo del centro del corazón sin romperla.
 
Por último con un pelador vamos a pelar el tallo desde el corazón hacia abajo y despreciaremos lo que no sea tierno, es decir dejaremos unos 8cm de tallo, conforme limpiamos cada una la introduciremos boca abajo en el bol de agua con limón y perejil para evitar que se oxiden y lavarlas bien.

Cuando estén todas limpias en el agua, las sacamos, secamos bien con papel y  dejamos boca abajo, ponemos el aceite en una cacerola  ancha y  calentamos el aceite a 80° , sumergimos las alcachofas mantenemos a esa temperatura constante sin que hierva ni burbujee 1’5 h. aproximadamente, recomiendo para evitar que se queden al aire y oxiden que se cubran con un circulo de papel de horno de diámetro de la cacerola.

Pasada una hora vamos a pinchar con un palillo la base del corazón de la alcachofa para comprobar si esta confitada debe entrar el palillo suavemente, si no, alargamos 15-20’ el confitado, volvemos a comprobar con el palillo y cuando estén tiernas, apagamos el fuego.

Si las vamos a consumir de inmediato las escurrimos boca abajo en un escurridor y después sobre una tabla cortamos el tallo para que apoyen bien y las abrimos con los dedos de forma delicada desde fuera hacia el centro para que forme una flor, las disponemos en una bandeja de horno con cuidado de que no se desarmen, ponemos un hilo de aceite de oliva las metemos al horno con el grill encendido y las dejamos unos minutos que se doren, sacamos espolvoreamos con unas escamas de sal y servimos.




*Sugerencias 

Puedes prepararlas con unos días de antelación, mantenlas cubiertas con el aceite en un tarro en la nevera, o congelada  escurridas, como no hay todo el año va bien guardar unas pocas ; )

Los tallos los empleo para paellas de verduras troceados dan un sabor espectacular, también triturados se prepara una crema  para presentarlas rellenas 
Si prefieres las puedes terminar a la plancha en lugar del horno, aunque es más fácil que se desmonten al manipularlas pues quedan muy tiernas.

 Unas virutas de buen jamón por encima les van de lujo o de foie grass ,  aunque solas ya son un espectáculo , pruébalas y ya me cuentas …..

Paso a paso 


Adbox